1er encuentro El graner/Mercat de les flors. Barcelona. Del 6 al 14 de febrero 2014

20140213_163751

1er dia.
Sofia Asencio , Tomas Aragay, Jordi Claramonte, Jaime Conde Salazar, Barbara Sanchez y Silvia Zayas.
En una primera instancia el grupo se reúne y retoma el trabajo a partir de unas premisas que se comentan:

-Trabajar en grupo, con la conciencia de ser un grupo de excavadores-arqueólogos.
-Tener siempre en mente la idea-imagen del cavar como la acción principal que debe guiar nuestros pasos.
-Entender que vamos a intentar generar unas herramientas que nos han de permitir dialogar de una manera pausada-extrañada
-Se comenta la práctica anterior llevada a cabo en Figueres y la herramienta de la comida como forma de evidenciar una cierta cristalización del grupo a la hora de cavar.
-Se intuye también en este estadio que la pregunta es un método necesario en nuestro trabajo.

El grupo conversa sin orden sobre estas premisas y el resumen que Tomas y Sofía  hacen de la pequeña práctica llevada a cabo en Figueres en diciembre.
Salen conceptos y palabras como “obrar”. Opus Dei, la obra de dios, operario.
Se comenta la diferencia entre las palabras Obrar, hacer, ejecutar. Como para una misma “idea” o concepto tenemos distintos vocablos con matices importantes.
Se comenta que vamos en busca de lago invisible y que como los arqueólogos tendremos que ir juntando las piezas para intentar juntarlas y comprender de alguna forma el todo de cada palabra.
SE comenta la palabra “vigilia”, como un estado de ánimo, un estar al quite. Entonces se habla de la vigilia pascual. Un ritual en el que existe el momento del fuego, encendido del cirio pascual, lecturas y cantos, se canta el gloria y se bautiza al primer niño.
Recogemos aquí esta idea de estado de ánimo, de la vigilia como una actitud despierta, amable, abierta y en cierto modo “puro”.
Quizás los excavadores podrían pensar que deben estar siempre en vigilia-vigilantes-atentos-con los sentidos abiertos.
Hablamos también en esta primera sesión de tres estados de las cosas, del ser.
Orden-complejidad-Caos.
Una triada que atiende a lo que se llama la lógica difusa y nos puede permitir analizar y observar los fenómenos lingüísticos de la acción sin usar solamente la herramienta de lo dual. En la lógica difusa hay un movimiento continuo entre el orden y el Caos, y precisamente aquello que se va generando en dicho movimiento es lo que constituye la complejidad de nuestros sistemas, incluido el lingüístico y permite ciertas decantaciones de las palabras.
Sofía nos recuerda entonces los valores de Hartmann que ya habíamos visitado en el encuentro de Agosto y sobre los que ella propone trabajar en este encuentro en Barcelona.
Comenta que los valores de Hartmann suenan a algo épico. Propone que debemos atravesar el tópico de cada uno de ellos para adentrarnos en la dimensión ética que cada uno de ellos contiene. Ese es también el trabajo o camino que debemos recorrer en la excavación.
Comenta entonces su resumen lectura alrededor del valor de la Nobleza.
Valor que se inscribe en la tensión existente entre aquello que consideramos Bueno-lo noble y aquello que consideramos malo-lo vulgar.
Lo noble es lo extraordinario, lo poco común y divide a los hombres. Lo noble es también una disposición del ánimo. Es en si mismo un requerimiento ético para la acción.
Los valores, según Hartmann tienen una dimensión de altura y una dimensión de anchura.
La nobleza apunta teleológicamente a lo extraordinario. Me pide explorar a fondo mis fines y a apuntar a valores extraordinarios. Así modela mi carácter.
Noble se opone a gregario. El noble debe elegir. Es de alguna forma un pionero del ethos humano. (El que va delante, el pionero, el que lleva a los otros tras de si, el que arrastra consigo, Elemento de fuerza coreográfica)
(Aquí Bárbara comenta que entonces la macarena seria noble y por el contrario la trianera seria vulgar)
Una vez repasado este valor descrito por Hartmann, que nos puede servir como cierta guía o sombra de como reseguir los contornos de otros valores o palabras se propone realizar la primera excavación conjunta.
Jaime, Silvia, Bárbara y Sofía se sientan en sendas sillas, en circulo relativamente cerca unos de otros.
La palabra propuesta es Plenitud
Observaciones.
Es importante que el grupo de excavadores se siente en la silla con una disposición de animo interior llena de entusiasmo, llenos de energía luminosa, creyendo en la posibilidad de excavar y encontrar cosas juntos.
Es interesante, difícil y complejo el hecho de proponerse conversar como algo prácticamente extraordinario, inaudito.
Al cabo de unos minutos de exploración y titubeos Sofía interrumpe la excavación y recuerda que es importante que los excavadores sumen, que a partir de lo que una ha dicho, de su gesto con el pico, adjunten a aquello dicho, es decir que caven en la misma zanja y prosigan por el camino o agujero que el otro ha iniciado.
Se hace evidente que el trabajo debe ser pausado, que hay que dar tiempo y eco a las palabras.
Que los excavadores deben estar activos pero con las riendas bien cogidas para que no se desboque el caballo del pensamiento inmediato y la palabra salga sin reflexión.
Hay que imaginar un trabajo con ritmos de meandros tranquilos.
Hablamos también de la necesidad de encontrar un decir cercano al recitado, huyendo del hablar cotidiano de tertulia de café.

2º día
Recopilamos antes de reemprender el trabajo ciertas normas o reglas que se evidenciaron el la primera:
-Ser autónomos en la suma
-Escuchar los silencios y las pausa, escucha musical del lenguaje.
-Sumar a lo que el otro dice a su búsqueda-si no tengo nada que decir no digo nada
-Mantener el tono de cierto recitado y el estado de vigilia
-Cavar y cavar en busca de esa “figura”
-Tenemos con nosotros el diccionario etimológico y la presencia de Jordi, el filósofo, que en momentos puntuales puede ser consultado por el grupo.

Hablamos, antes de iniciar las prácticas de la importante diferencia que existe entre Signo y símbolo.
El  signo, en nuestro caso es la palabra, lo matérico, lo existente, fijo y objetivo.
El símbolo, aquello artístico, cambiante, inaprensible, subjetivo.
Para nuestro trabajo es un distingo muy importante.
Dado un valor, este es designado por una palabra, una decantación de dicho valor, y ha sido representado por multitud de símbolos a lo largo de la historia, multitud de imágenes, gestos y acciones que se refieren a ese valor pero van cambiando según las circunstancias contingentes de cada momento y lugar.
Iniciamos entonces una nueva práctica. La palabra que nos proponemos desenterrar es Morir.
Observaciones.
Nos damos cuenta que cualquier aportación que rezume relativismo del tipo “no se…”, “bueno pero depende….”, no ayuda a la excavación y impide que el grupo avance en alguna zanja y vaya a fondo con las cosas.
En esta segunda práctica hay un silencio inicial que se revela como importante y necesario para establecer una escucha cierta, una cierta teatralidad y un espacio común de juego.
Notas dramatúrgicas. Esta práctica pone sobre la mesa una cuestión primera clara:
Como enfocar esta practica conversacional cuando el público llegue?
Podemos encarar siempre una palabra nueva con lo que nos aseguramos una cierta “verdad”, un alto grado de riesgo y tensión, y una excavación sorpresiva e intensa para los excavadores.
Podemos practicar con palabras que ya hayan sido visitadas y trabajadas en excavaciones anteriores, con lo que tenemos ciertas zanjas ya iniciadas. Una situación que nos permitiría profundizar y detallar mucho el trabajo sobre una palabra. El grupo tendría un trabajo de memoria añadido.
Podríamos gravar las excavaciones y reescribir los fragmentos o segmentos de la excavación más lúcidos y reveladores, guionizarlos y entregarlos al público para que sea este el que resiga como algo “nuevo” nuestro periplo explorador.
En esta práctica sobre la palabra morir alguien pide a otro excavador que repita lo que ha dicho y hace que el grupo resiga una parte de la conversación que acaba de tener lugar. Un ejercicio de memoria dentro de la propia excavación que se revela como una herramienta nueva muy interesante que abre una ventana de teatralidad dentro de la teatralidad.
Sirve para centrar la mirada y escucha del que mira hacia un aspecto y a su vez para re excavar en esa misma dirección y matizar y afinar la excavación.
A su vez ralentiza la excavación y permite al grupo respirar y no perder la dirección de la excavación.
Aparece también en esta excavación la simple y divertida posibilidad de utilizar las onomatopeyas cuando la palabra no llega, primer indicio de acción dentro del trabajo.
En los comentarios finales comentamos que puede ser una buena práctica la de cantar juntos o individualmente para alejar el hablar de la “normalidad” y empezar a trabajar las posibilidades de la phonetiqué aristotélica.
Pienso que en alguna de las prácticas habrá que insistir más de una vez sobre la misma palabra y ver que resultado da esta excavación continuada sobre un mismo vocablo.
Cuando el grupo conversa sobre lugares comunes y espacios conocidos por ellos y el que escucha uno se relaja, aparece el humor y la práctica es más relajada.
Cuando el grupo se adentra más hacia lo desconocido y más complejo, entramos en un lugar más tenso e intenso, que requiere de mayor lentitud y escucha.
Hay también otro color que aparece, que podríamos denominar de cotilleo fácil o muy superficial donde el que observa entra con facilidad y es totalmente relajado. Lo interesante pienso es que en todos esos diferentes colores y estratos de excavación el grupo se mantenga con una misma seriedad y con una misma forma de recitado serio y extrañado. No hacer pues distingos entre unas palas y otras y poder conjugarlas en un continuo de excavación.
2ª practica de conversación en grupo.
La palabra elegida es: Carcajada.
Obviamente una palabra de cualidad y calidad muy distinta a la de los valores puestos en juego hasta el momento.
La primera intervención es “No hay que entenderlo todo….”.
Estricto sensus pienso que el grupo debería iniciar la exploración conjunta-excavación a partir estrictamente de esta primera acción de cavar. Entonces el viaje hacia la carcajada podría tomar un camino singular. Es decir, no hay que forzar el ir al encuentro de una solución al significado de la palabra sino estar atentos al viaje, escuchar absolutamente todo aquello que se aporta y ayudar a excavar al compañero empiece por donde empiece.
En esta práctica se nota una gran voluntad de ir juntos, de caminar en grupo. Descubrimos aquí una de las tensiones mas ricas y complejas de esta práctica. La que se da entre el hecho de mantener una posición y mirada personal y al mismo tiempo trabajar con y a favor del grupo, siendo capaz de diluir mis ideas en pro de cavar conjuntamente con los otros.
Anoto aquí que el eco, que dar espacio y escuchar el eco de cada intervención es fundamental, pero no solo el eco hacia afuera, el eco común, sino primero y fundamentalmente el eco hacia adentro. Es decir, entrenar y ejercitar el dejar pasar mi 1er, 2º, y 3er pensamiento o respuesta, dejar así que la reflexión o profundización del cavar ya se produzca en primera instancia dentro de uno mismo.
Practica física
Sofía pide a los actantes que empiecen a morir en escena todos juntos a partir de las articulaciones.
“acciones de la agonía y el morir”. Nos pide entonces que antes de morir, en la agonía juntemos los cuerpos en el espacio y muramos del todo. Una vez inmóviles y en voz alta Sofía nos pide ciertas modificaciones de nuestra expresión o posición hasta que el “cuadro” queda compuesto a su gusto.
Esta práctica de generación de cuadros o paisajes simbólicos alrededor de palabras-valor es una camino a explorar a fondo con el coro de cuerpos y relacionado con todo el trabajo sobre lo pictórico y los símbolos que esta por inaugurar.
Nota dramatúrgica.
Son muy interesantes y complementarias las presencias externas al grupo. El filósofo que puede leer, escuchar o anotar. El dramaturgo que toma nota de todo aquello que sucede y Miquel que está en su mundo pintando mientras el grupo de excavadores concentrados trabaja sobre una palabra.
“La virgen preñada del verbo divino viene de camino si le dais posada, si le dais posada viene de camino la virgen preñada del verbo divino”.
Trabajamos la repetición en grupo y en voz alta, con variaciones, como un mantra largo que hay que atravesar, con este pequeño verso referido a las palabras mismas.
Anoto.
Excavar del signo hacia el símbolo. Buscar en la teatralidad también una excavación hacia los símbolos mas arcaicos del teatro. Generemos una teatralidad arcaica-simbólica-ritualizada.
Hacemos entonces una pequeña práctica en la que hay un corifeo que recita el verso o texto principal y un coro que responde. Este coro por deformación se convierte en una especie de zumbido informe que genera un espacio sonoro constante, tenso y denso que es de mucho interés. Retomar en algún momento esta práctica y sobretodo la potencialidad de este coro zumbido que llena el silencio y sostiene una tensión amorfa.
Última práctica del día en grupo de conversación: palabra Vergüenza
Separamos entre si a los excavadores, creando un circulo de conversación anormalmente grande. Funciona mejor. Evita la naturalidad de una conversación de café, obliga a una dicción y proyección de la voz mayor y genera una cierta incomodidad que extraña para bien la conversación. Por último individualiza mas a cada excavador en una mejor tensión entre individuo y grupo.
Aparece la idea de estar muy atentos a la musicalidad. Una capa del trabajo importante. Convertir el lenguaje en materia, en sonido, en música. La conversación ha de ser también un concierto, una respiración rítmica.
La concatenación de preguntas como forma de discurso colectivo. No escapar de lo social si aparece, del aquí y ahora. Volver una y otra vez a la palabra si el grupo pierde el norte de la excavación.
Cuando Silvia calla mucho rato, en un silencio activo y abierto, se convierte en un polo atractivo e interesante para el observador.
Es bueno que el grupo trabaje con entusiasmo interior al mismo tiempo que acepta sin conflicto la imposibilidad del empeño.
La estrategia de juntar palabras es deliciosamente infantil. Es juego y puede ser en momentos muy puntuales reveladora de significados y surcos profundos.
3er día
Se toma la decisión, después de un repaso en grupo sobre el trabajo de los días anteriores, de acotar el terreno a explorar en estas próximas excavaciones: el terreno de los valores-virtudes. Se hace un listado:
Nobleza, Magnanimidad, Plenitud, Ambición, Pureza, Mansedumbre, Moderación, agudeza, bondad, lealtad, vergüenza, justicia, continencia, amistad, pudor.
Se anota aquí que será trabajo de entre encuentros, entre Jordi y Sofía, la de delimitar otros terrenos de excavación, claros y definidos, sobre los que también queramos iniciar excavaciones en encuentros posteriores.
Se decide que cada día al iniciar las sesiones leeremos en voz alta, en grupo, y un pedazo cada uno, una de las virtudes descritas por Aristóteles.
4rto día
Inicio del trabajo con los 12 participantes del laboratorio.
Sarah, Quique, Alicia, Laila, Camila, David, María, Lluc, Laia, Albert, Fran y Tania
Se explican las normas básicas de la práctica de la conversación. Se amplía el grupo de conversación a 6 excavadores.
Parece que este número es bastante adecuado. El justo medio entre el Caos, ya llegar a 7 8 o 9 excavadores compondría un grupo bastante ingobernable, y mayor que la cierta escasez de los 4 pelados. 6 excavadores son pues un número bastante adecuado para esta práctica.
Se les sitúa a una cierta distancia extraña entre ellos formando un círculo ovalado.
Se recuerda el estado de vigilia y algunas normas muy básicas. Se inicia el trabajo.
Palabra escogida Lo noble.
Aparece la imagen de dejarnos penetrar por el misterio de las palabras.
La necesidad imperiosa de huir del relativismo.
Hay un vértigo en el no saber que hay que aceptar y atravesar.
Se hace una nueva práctica sobre la plenitud.
Anoto aquí que será muy bueno volver sobre las mismas excavaciones en distintos contextos y una vez hayan pasado días, volver a la misma palabra, insistir en ella, inagotables como son, insondables, profundas.
Luego se propone una práctica de canto conjunto leyendo y pasándonos el libro sobre una virtud.
Es importante este tipo de práctica para entender a través del cuerpo y la voz conjunta que tenemos que entender y sentir que somos un grupo. Ante todo somos un grupo que trabajo conjuntamente para un bien común.
Y que de alguno forma, aquello que cantamos juntos, aquello que hayamos juntos en la excavación, es lo realmente importante y valioso.
Este es un ritual común que requiere compromiso, cero resistencias apriorísticas, cero opiniones externas y previas, cero distancia, ninguna frivolidad. Y también, y en su justa medida, un cierto desprenderse de uno mismo, como un movimiento interno que es capaz de transformar el pensamiento. Lugar delicado este. Lugar que no hay que maximizar ni elevar demasiado. Un eco más del trabajo, una disposición interior que cada excavador puede visualizar y aplicar a su manera.
Se reafirman y perfilan nuevas reglas para la práctica:
Trabajar desde el recitado
Respetar un cierto silencio inicial
Siempre me quedo dentro del grupo
Procuramos estar más en el silencio que en el decir
Trabajamos más con la idea de vaciar, cavar y vaciar de tierra. Es más un vaciar que un llenar de palabras, imágenes o cosas el lugar. Es más un quitar que un añadir.
2ondo día del taller.
Iniciamos en este segundo día el trabajo físico con el grupo. Las prácticas se dirigen a generar un respiración común de los cuerpos. Organizar los organismos en forma de ecosistema y dar ciertas reglas que permitan una organización simple orgánica y clara de un grupo de cuerpos. Son pues prácticas muy sencillas.
El rebote de los cuerpos con el suelo y desplazamiento de todo el grupo por el espacio, juntos y rebotando vibrando. Esta práctica con la música de Nina Simone “Wll I find My love today” es simple y maravillosa de ver.
Es bello ver como la música genera un paisaje que va por su cuenta y el grupo va por otro, tiene su propio ritmo y sinergia interna. Esa disociación es interesante y permite observar la dinámica del grupo con mas precisión y distancia.
Trabajo donde todo el mundo, al unísono, hace lo mismo, generando un único cuerpo, un organismo en el que todas las piezas son necesarias, en donde lo singular se diluye en parte en el organismo uno.
Usamos también los espacios sonoros de las bandas sonoras de las películas de Tarkovsky que son paisajes y lugares que son de alguna forma muy propia del desenterrar.
Apilonarse todos los cuerpos en un rincón de la sala, o frente a la puerta, como una escultura acumulativa, muy física, muy propia del estrato primero, de aquello inorgánico, de la base.
Un cierto orden aparece:
Cuerpo
Canto
Palabra
Símbolo (imagen) Pinturas, otras formas de representación, teatro?
Agrupaciones de cuerpos en el espacio con música
Canto colectivo
Conversación pautada
Símbolos

Se esta configurando una cierta práctica donde escuchar, trabajar en grupo y construir/destruir entre y con son los ejes.
Se hace también hoy un trabajo de lanzamiento de la voz con simples vocales y este lanzamiento es acompañado de gestos mayestáticos como señalar a mi interlocutor con la mano. Esta complementariedad de lanzamiento fónico y gesto escultórico es un camino a explorar por su aspecto arcaico, comprensible y ritualizado.
Volvemos luego a la práctica conversacional en grupo.
Ponemos la atención en la escucho del otro, una escucha que debe ser realizada en una triple dirección. Hacia el centro del círculo, allí donde se va configurando la excavación compartida, y hacia los dos lados mas próximos a mi en el círculo, mis dos compañeros más próximos en la excavación. Oír su ritmo, sus silencios.
Se trabaja con la palabra Magnanimidad
Aparece una nueva herramienta útil a la excavación. Poner un ejemplo práctico en el que la cuestión o valor del que hablamos está en juego. A partir del ejemplo y preguntando y repreguntando sobre ello podemos ahondar en la palabra siguiendo un lugar común, cavando una zanja juntos.
Aparece de nuevo el problema de querer tener la razón. Hoy, días después de la práctica, hablábamos con Sofía sobre el proyecto a partir de la lectura de un par de textos muy interesantes y pertinentes de García Calvo a cerca del lenguaje, sus mecanismos y su relación con la realidad.
Textos que hay que incorporar y leer al inicio del próximo encuentro para desactivar de forma clara esta inútil necesidad del ser humano de tener o creer que puede llegar a tener la razón.
Advertimos en esta práctica que utilizar el metalenguaje es una técnica o forma de acercamiento que en esta práctica no es de ninguna utilidad. Nos aleja de la cosa en si y no nos permite profundizar en nada.
Tenemos que entender que los valores de los que hablamos influyen y de hecho determinan de forma importante nuestras acciones.
3er día de taller.
Iniciamos la práctica con una breve exposición por parte de Jordi de lo que es y en que consiste la mayéutica.
Proponemos a renglón seguido una nueva práctica que imaginamos necesaria y útil para preparar y entrenar a los excavadores de forma más individual.
Consiste en un diálogo entre dos personas y la presencia de un observador que toma nota de lo que suceda en ella.
En dicha conversación uno de los parlantes solo va a preguntar y el otro va a procurar responder a las preguntas.
Como en la mayéutica enfocamos la práctica con la idea de que aquel que pregunta en realidad está  acompañando a su compañero de conversación, como si de un acto de amor se tratara, ha de preguntar de forma acompasada, procurando ayudar al otro a ver mas, a entender su propio pensamiento, a afilar su pensamiento, su discurso.
Es decir a excavar dentro de si, de forma cuidadosa y pausada.
Esta práctica, el diálogo socrático con observador externo, es, sin duda, un ejercicio de entrenamiento básico, por el que cualquier desenterrador debe pasar antes de excavar junto a otros en la práctica conversacional.
Técnicas y notas extraídas de las prácticas a dos realizadas:
-“acorralar”, en el buen y amable sentido de la expresión. Repreguntar repetidas veces sobre algo que el preguntado afirma con confianza para desmenuzar dicha afirmación.
-Amplificar una de sus afirmaciones para hacer-le llegar a la paradoja sobre si mismo.
-Guardar en la recamara alguna afirmación del preguntado, dar un rodeo y volver a preguntar sobre aquello para evidenciar las contradicciones.
-No hacer preguntas que remitan a una respuesta del tipo, SI/NO. No son fértiles.
-No hacer listados de….tampoco ayudan a una excavación compleja.
-Pedir que el preguntado exponga cualidades de las cosas afirmadas.

Una vez terminados los debates a dos se pasa a la realización de ejercicios físicos en grupo.
Se trabaja en grupo, a partir de el ejercicio de mantener a dos personas en el campo visual de uno, uno a la izquierda y el otro a la derecha.  El grupo va encontrando su equilibrio. El cuerpo parece tener inscrito en “el” su sentido. Es un ecosistema con unas leyes o valores internos inmanentes.
Será bueno recorrer y redescubrir para desvelar esas leyes del espacio y tiempo respecto al cuerpo como una materia en el espacio. Aquellas dinámicas y energía mas arcaicas que ordenan y decantan los desplazamientos y las ocupaciones que los cuerpos hacen de un espacio determinado en un momento determinado.
Hay que trabajar con esta idea. Buscando esas leyes y sus decantaciones. Esos estratos básicos que mueven el cuerpo. Su gestualidad más arcaica. La gestualidad arcaica.
Observamos también después lo siguiente:
Para hablar requerimos de unos hechos físicos primeros que son indispensables:
-Aire
-Cuerdas vocales que vibran
-Lengua que organiza la salida del aire.
Trabajar con estos elementos básicos antes de la producción de sentido alguno. La vibración y la expulsión de aire, la phonetiqué. Indagar en ello.
Se realiza una práctica larga. Se inicia con un calentamiento individual que incluye un calentamiento del aparato fonador. Se designan tres tipos de sonido, Grave-medio-agudo. Luego se inicia el movimiento con la pauta de encontrarse con los otros mediante la vibración de las voces y generar lugares o paisajes conjuntos. Cuando ando callo cuando encuentro canto. Esta práctica es rica, genera una coreografía-ocupación del espacio aleatoria y a su vez comprensible para el espectador y en un paso siguiente puede generar una teatralidad de “situaciones” que se construyen y atienden solo a la voz y sus gradaciones, tanto de tono, como de volumen o de expresividad.
(Tanto en esta práctica como en la de generar esculturas con los cuerpos silenciosos, tipo los cuerpos apilados en la puerta o los cuerpos moribundos, agónicos que acaban muertos, es interesante practicar con la presencia activa del guía-dramaturgo-director, a lo Tadeusz Kantor, que va dando instrucciones a los actantes. Hay la intuición de que todo este trabajo se puede construir como un ir desvelando estratos tanto en lo que se refiere a los valores y las palabras como a la propia teatralidad, enseñando siempre las herramientas, compartiéndolas con el público, huyendo de alguna manera del falso misterio de lo teatral..)
Dar cuerpo-voz y sentido a cada valor a través del cuerpo.
Construir unos paisajes orgánicos.
Haciendo un símil paralelo a los estratos de la explicación de Jordi:

Estrato del sentido (paisaje o cuadro, imagen de cuerpo simbólico, que representa)
Estrato psíquico (La voz y el cuerpo, vibración, organización más compleja en el espacio, cierta individualidad se pone en marcha)
Estrato orgánico (el cuerpo en movimiento, en juegos de equilibrio orgánico del grupo)
Estrato inorgánico (Los cuerpos en reposo, desordenados en el espacio, como cosas, piedras)

Que bello sería un trabajo de los de encontrar el equilibrio de los cuerpos en movimiento con una norma básica como la de tener a dos uno siempre en la izquierda y el otro a la derecha en paralela o antes o después de la conversación sobre la mansedumbre.
Se intenta entonces una nueva práctica. La de representar una situación conflictiva en cierto sentido como en abstracto y vamos a hacerlo solo emitiendo sonidos y realizando gestos y onomatopeyas, dejando el lenguaje hablado de lado. Se dan unos roles, que de alguna forma quieren establecer una cierta jerarquía con la que jugar: Un noble, unos mansos, un ser puro, uno mezquino. La práctica no llega a ningún lugar concreto. También requiere seguramente de mucho compromiso y arrojo para dar crédito y jugar a fondo en el marco dado.
Es un camino a explorar. Debemos fijar bien los roles y poner ciertas normas de comportamiento.
Se propone entonces una nueva conversación en grupo de 6. Sobre lo útil.
De esta conversación se extraen dos elementos muy interesantes, dos nuevas herramientas:
Una, introducir una acción sencilla en la conversación para seguir la excavación a partir de ella. David se saca un calcetín del pie y lo lanza al centro del circulo y pregunta: Esta acción es útil?. Herramienta muy potente, que permite centrar la observación y el campo de excavación de forma muy concreta y que nos ha de abrir una puerta a introducir la acción como elemento posible en las excavaciones. Es una acción muy simple, posible y cerrada en si misma, performativa y no narrativa. Un acto puro.
Y dos, se introduce la idea del distingo. El distingo como herramienta fundamental para discernir entre palabras, sentidos o ideas que están muy cerca unas de otras y impiden al grupo avanzar junto en una excavación concreta. Pedir un distingo, definir dos palabras y colocarlas cada una por así decirlo en su lugar.
5 día laboratorio
Conversación entre Jaime, Sofía, Silvia y Bárbara entorno al valor o virtud de la moderación.
Se introduce una nueva posibilidad/herramienta. La de hacer gestos simples para reexplicar, ejemplificar con algo visual una elocución hablada. Gestos sencillos y básicos que introducen el cuerpo en la conversación. (Allí donde no llega la palabra se necesita utilizar el gesto-el cuerpo. Remite esto también a la idea de los estratos, imaginemos un lugar donde antes solo había silencio)
Anotamos, de nuevo, imágenes e ideas que los excavadores deben tener en cuenta en cada excavación: Cada cosa, resto de la palabra que encontramos en la excavación lo debemos limpiar con paciencia para definirlo bien, con cuidado, delicadamente.
Es buena la tendencia de algunos excavadores a poner ejemplos en los que el valor del que hablamos se pone en “juego”. Es una forma inteligente y simple de acotar el terreno de la excavación.
Vuelve a utilizarse la herramienta del puedes repetirlo por favor. Herramienta que activa lo rítmico y musical y ayuda a la mejor comprensión de las cosas, ayuda al grupo a respirar.
Recuerdo ahora, que en una conversación posterior a las prácticas en el Graner, y a partir de una locución de García Calvo, Sofía recuerda que deberíamos hablar siempre des de “Yo, en tanto que persona…..”. Un lugar que ya de entrada pone en duda incluso la categoría de ser humano.
Anoto aquí la necesidad de definir también los tipos de palas y la posibilidad de acotar las excavaciones en alguna de las prácticas a un solo tipo de pala, aunque de entrada parezca empobrecedor…las pala social, la política, la psíquica, la poética…
Se insiste de nuevo en que es importante durante la excavación el hecho de decir la palabra una y otra vez, volver a ella, a su propia sonoridad, materializarla, escucharla.
Día 5 tarde.
Se inicia la sesión de tarde con trabajo físico en grupo.
Reaparecen las formas geométricas del grupo en el espacio. Jugando al simple juego de seguir al rey, se generan espirales que se hacen y deshacen. Lo simple, lo orgánico, aquello que se lee en un primer estrato, indiscutible.
Se trabaja también con una cadena de acción conjunta, subir a hombros a una molécula del grupo y trasladarla en el espacio y luego se la traslada para encaramarla y sujetarla en alto pegada a la pared. Es bello ver a un conjunto de moléculas-cuerpos trabajando juntos para realizar una tarea física, simple y justa para el espacio y el propio grupo.
Se repite el trabajo de organismo con la idea de mantener a una persona a la derecha y otra a la izquierda y se le suma a ese organismo una nueva capa o estrato, un texto o audio que el espectador recibe al mismo tiempo que ve esa autoorganización de moléculas en un espacio.
Debemos mantener y tratar cada uno de los estratos como algo matérico, como formas que coexisten en el tiempo, evitando toda relación metafórica o narrativa entre ellas. Es el observador el que debe juntar las piezas, hacer el camino de un estrato al otro.
La práctica larga del canto conjunto de una virtud aristotélica tiene una gran virtud. Convertir las palabras en materia. Llevarnos al estrato de lo inorgánico a partir del texto y su sentido. Hay algo trascendente en ello que tiene un valor y un claro recorrido.
El hecho de intentar conversar en verso es algo que debemos probar y en lo que hay que insistir.
Se realiza una nueva práctica socrática a dos en torno a la palabra FE.(Palabra sobre la que hay que volver una y otra vez. Remueve, está situada muy abajo en los estratos arcaicos y es tremendamente resistente y molesta)
Una vez cada observador expone los “resultados” o procesos se establece una rica discusión en torno a tres posibilidades:
El observador no conoce de que palabra hablan (Y el que pregunta no la menciona directamente y si en un determinado punto del diálogo)
El observador conoce la palabra desde el inicio
La palabra es conocida por ellos pero nunca se desvela como tal.
Tres situaciones que provocan tres formas de relación con el público distintas.
En la primera se juego más con la idea de sorpresa y expectativa.
En la segunda el observador puede disfrutar, al ya conocer la palabra, del proceso de excavación, sus mecanismos, dificultades y decantaciones varias.
El tercero, que habría que experimentar con un público, deja al observador muy fuera de alguna forma, pero seguramente le permite una observación global del fenómeno también interesante. Unos seres humanos hablan juntos e intentan algo..
Se comenta como la estrategia y la conciencia del montoncito que una genera al excavar en la tierra va tomando sentido e importancia. Es fértil preguntarse por la tierra que va generando un montón al lado del agujero que estoy cavando. (Distingo)
Último día y presentación de una práctica al público
Hay un calentamiento muy físico, duro. Anoto que seguramente para la práctica de la conversación es bueno cansar al cuerpo, llevarle a un cierto agotamiento. Hoy el grupo invade las instalaciones del Graner corriendo. Sugiere una potente llegada del posible coro en un espectáculo, que llega corriendo y antes de que la pieza se inicie está invadiendo todos los rincones del teatro o lugar donde se va a realizar la excavación.

Se realiza una breve introducción al público sobre el trabajo realizado. Tres niveles de trabajo, la palabra, conversaciones, la voz, vibración, el cuerpo, ecosistemas en el espacio.
Se realiza una práctica frente al público de ecosistema de cuerpos a la que se suma un texto de García Calvo sobre la palabra.
Seguido sin interrupción de una improvisación de vibración de voz y agrupaciones.
Se detiene la práctica y se realiza una conversación sobre la palabra Pudor.
Al final de la conversación Jordi realiza una explicación de ciertos conceptos extraídos de la conversación mantenida y de los conceptos básicos que han formado parte de nuestra excavación estos días.
Se constata que el hecho de declamar es básico. Que la herramienta del distingo está ya bastante clara y es usada.
Se constata también por el feed-back del público que el artefacto que estamos construyendo es dramatúrgica y teatralmente poderoso. Hace que el espectador esté en una actitud muy activa y entre en el juego de la excavación.
Se evidencia también que la parte teórico-filosófica que acompaña y sustenta la práctica teatral es bueno compartirla con el observador, es rica y pertinente.
Se constata también que por ahora cuerpo, voz y conversación son islas estanco, cada una con su camino e interés.
Cerramos los días de trabajo con unos agradables vinos en el hall del Graner.
Por favor añadir, quitar y comentar todo aquello que os parezca oportuno haciendo de este texto una herramienta más de la excavación.
Salut.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: